Corrientes Marinas
Inicio
Corrientes Superficiales
Corriente Ecuatorial
Corriente del Golfo
Corriente de Kuro-shivo
Corriente de Humboldt
Corriente del Niño
Corriente de California
Corriente de Benguela
Corriente del Monzón
La circulación profunda
Factores de la circulación Oceánica
Mapa Corrientes marinas

 

Corriente del Golfo

 Corriente cálida al norte del océano Atlántico que fluye en dirección noreste desde el estrecho de Florida a la región de los Grandes Bancos, al este y al sur de Terranova. Se suele extender el término para incluir la Deriva del Atlántico Norte, que discurre desde los Grandes Bancos a las costas occidentales de Europa e islas orientales del océano Glacial Ártico. La corriente del Golfo tiene una gran importancia climática debido a sus efectos moderadores en el clima de la Europa occidental.

El origen de la corriente del Golfo son dos corrientes ecuatoriales, la corriente ecuatorial del norte, que fluye hacia el oeste a lo largo del trópico de Cáncer, y la corriente ecuatorial del sur, que fluye desde las costas del suroeste africano hacia Sudamérica y luego hacia el norte hasta el Caribe. La fusión de estas dos corrientes con una cierta cantidad de agua del golfo de México forma la corriente del Golfo.

En el estrecho que separa Florida de las Bahamas y Cuba, la corriente del Golfo tiene una anchura máxima de 80 km y una profundidad de 640 metros. En la superficie, la temperatura es de 25 °C y la corriente circula a una velocidad media de 5 km/día. Más hacia el norte, la corriente se ensancha gradualmente y alcanza aproximadamente los 480 km de ancho frente a las costas de Nueva York. Entre la corriente y la costa noreste de los Estados Unidos se encuentra una zona de aguas más frías, que algunas veces se llama el frente polar o “muro frío”.

Al sur de los Grandes Bancos, la corriente se encuentra y se mezcla con la corriente del Labrador, más fría, formando numerosos remolinos. Desde este punto, la corriente, o más propiamente la Deriva del Atlántico Norte, se mueve hacia el noreste cruzando el océano, a una velocidad de aproximadamente 8 km/día con vientos predominantes del suroeste. Más adelante, la corriente se divide en varias ramas, entre las que destacan la corriente central, que alcanza las costas de Europa para posteriormente virar al norte; un brazo norte, la corriente de Irminger, que alcanza las costas sur y occidental de Islandia; y un brazo sur, que primero pasa por las Azores y, luego, por las islas Canarias.

Desde su origen hasta la región de los Grandes Bancos, la corriente del Golfo tiene características físicas especiales, incluyendo un color azul muy marcado y una alta salinidad. Después de mezclarse con la corriente del Labrador, la corriente del Golfo pierde su color característico pero el agua de la Deriva del Atlántico Norte.

 

Minisitos Mediateca

Minisitos Mediateca
  
Minisitos Mediateca
Minisitos Mediateca
Minisitos Mediateca