Corrientes Marinas
Inicio
Corrientes Superficiales
Corriente Ecuatorial
Corriente del Golfo
Corriente de Kuro-shivo
Corriente de Humboldt
Corriente del Niño
Corriente de California
Corriente de Benguela
Corriente del Monzón
La circulación profunda
Factores de la circulación Oceánica
Mapa Corrientes marinas

 

Factores de Influencia en la Circulación Oceanica


 

Las fuerzas que determinan la circulación oceánica, pueden clasificarse en dos categorías: fuerzas primarias, que serían las fuerzas generadoras del movimiento, y fuerzas secundarias, que aparecen con el movimiento de las aguas.
Las fuerzas primarias pueden en general originar un movimiento más intenso o más débil, dependiendo de las condiciones locales y/o regionales como, por ejemplo, la existencia de mayores diferencias en cuanto a densidad entre aguas adyacentes (variaciones en la temperatura y/o salinidad), diferencias en el campo gravitacional, diferencias en el campo de la presión debido a las distintas densidades y variaciones en el nivel del mar, constancia e intensidad con que sopla el viento.
Las fuerzas secundarias, tanto en los océanos como en la atmósfera, tienden a modificar el movimiento de los fluidos. El efecto de Coriolis es uno de los más importantes en determinar la dirección final de las corrientes oceánicas. El físico francés G.C. Coriolis, en 1844, demostró que el movimiento de cualquier objeto sobre una superficie rotante, sufre una distorsión de su línea inicial de viaje. El resultado de esto, es que cualquier partícula en movimiento en el hemisferio norte será desviada hacia la derecha, pero en el hemisferio sur lo será hacia la izquierda, como resultado del movimiento de rotación de la Tierra. Así, por ejemplo, un objeto que se mueva hacia el occidente en el hemisferio sur, al ser desviado hacia la izquierda, tenderá a dirigirse hacia el polo Sur, mientras que en el hemisferio norte, para la misma situación, lo hará hacia el polo Norte, tal es el caso de las corrientes Norecuatorial y Sudecuatorial, respectivamente. En el ecuador, esta fuerza deflectora se anula, o bien se dice que es igual a cero. La fuerza de Coriolis es directamente proporcional a la distancia viajada, e inversamente proporcional a la velocidad del flujo, o sea que a flujos más lentos corresponderán mayores deflexiones angulares. Por otra parte, la corriente sufre una disminución regular de su velocidad con la profundidad. Este Efecto de Retardo es debido a las fuerzas de fricción entre las capas adyacentes de agua. Luego, debido a que la desviación por el efecto de Coriolis es mayor a medida que disminuye la velocidad de la corriente, el ángulo de deflexión aumenta también con la profundidad.

Minisitos Mediateca

Minisitos Mediateca
  
Minisitos Mediateca
Minisitos Mediateca
Minisitos Mediateca