Todas las células tienen características comunes A pesar de su diversidad, todas las células desde bacterias procarióticas y arqueas hasta protistas eucarióticos, hongos, plantas y animales— tienen características comunes, como se describe en los siguientes apartados.
La membrana plasmática encierra a la célula y media las interacciones entre la célula y su ambiente Cada célula está rodeada por una membrana fluida y extremadamente delgada llamada membrana plasmática .Como aprenderás en el capítulo 5, ésta y otras membranas dentro de las células consisten en una bicapa fosfolipídica en la que está incrustada una variedad de proteínas. La membrana plasmática desempeña tres funciones principales:
• Aísla el contenido de la célula del ambiente externo.
• Regula el flujo de materiales hacia dentro y hacia fuera de la célula.
• Permite la interacción con otras células y con el entorno extracelular.
Los componentes fosfolipídicos y proteicos de las membranas celulares desempeñan diferentes funciones. Cada fosfolípido tiene una cabeza hidrofílica (término que etimológicamente significa “amante del agua”, que mira hacia el interior o el exterior acuoso de la membrana. Aunque algunas moléculas pequeñas —incluidas las de oxígeno, dióxido de carbono y agua— son capaces de difundirse a través de ella, la bicapa fosfolipídica (que se refiere a la doble capa de moléculas) forma las estructuras especiales llamadas ribosomas, que se encuentran en el citoplasma de todas las células. Los diversos tipos de proteínas sintetizadas por las células incluyen aquellas que se encuentran en las membranas celulares y enzimas que permiten que ocurran las reacciones metabólicas, como veremos en el capítulo 6.