Inicio
Antiguo Régimen
  Estructura Social
Causas
  Políticas
  Económicas
  Intelectuales
Etapas de la Revolución
Estados  Generales
Asamblea Constituyente
Asamblea Legislativa
Convención Nacional
El Directorio
El Consulado
Consecuencias
Biografías
Voltaire
Montesquieu
Diderot
D'Alambert
Luís XVI
Maria Antonieta
Emmanuel Joseph Sieyès
Conde de Mirabeau
Georges Jacques Danton
Jean-Paul Marat
Maximiliano Robespierre
Ideales
Ilustración
Absolutismo
 
 
 
 

Revolución Francesa
Revolución Francesa
 

Estructura Social


El Clero. constituía la primera clase social de la nación, ello debido a sus enormes riquezas y a su alto grado de influencia que dejaban sentir sobre el resto de la población de Francia. Estaba dividida en alto y bajo clero. El primero lo constituían los arzobispos, obispos y clérigos de ascendencia noble que integraban la corte aduladora y vivían junto al rey. El bajo clero, en cambio, lo formaban los curas, párrocos y vicarios dedicados al cultivo de la fe y a la propagación de la doctrina de Cristo; vivían con modestia y sencillez, y estaban identificados con el pueblo, también se le denominaban clero provincial, ya que su labor la efectuaban en las diversas jurisdicciones de Francia y lugares apartados de París y Versalles.

La Nobleza. seguía en orden de privilegios y riquezas al clero. Eran los descendientes de los señores feudales de la Edad Media y, por consiguiente, posesionarios de grandes extensiones de tierra. Estaban exentos del pago de algunos impuestos y explotaban al campesinado que laboraban en sus campos. Se distinguían: la nobleza palaciega, que vivía junto al rey y su Corte en el Palacio de Versalles, disfrutando de lujos y placeres, y la nobleza provincial o pequeña nobleza, que habitaba en sus pequeñas posesiones, dirigían la explotación de sus tierras y que, por tanto, estaban compenetrados con los grandes problemas y preocupaciones que aquejaban al pueblo. En una u otra forma los nobles eran considerados como "zánganos que se comen la miel sin haberla fabricado".

El Estado Llano:

Denominado, también, Tercer Estado, lo integraban la gran masa de la población de Francia: desposeídos de todo derecho, carentes de privilegios, sobrecargados de impuestos y los que sufrían en carne propia el hambre, la miseria y la explotación.
Se distinguían los siguientes tipos:

La Burguesía: que se dividía en alta y baja burguesía. La primera la formaban los banqueros, capitalistas, comerciantes, industriales, etc. La baja burguesía, los profesionales: médicos, abogados, profesores, etc. Esta fue la clase, bajo cuyos ideales se llevo adelante la Revolución Francesa.

El Artesanado: formado por el conjunto de personas dueñas de pequeños talleres de sastrería, zapatería, peluquería, etc., y que eran propietarios, al mismo tiempo, de sus herramientas de producción.

El Campesinado: constituido por la serie de obreros que cumplían sus labores en el campo, cultivando la tierra de los grandes señores. Este era el tipo social menos favorecido, debía trabajar mucho, ganar poco y pagar abundantes impuestos.
 

    

Minisitos Mediática

Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática

Minisitos Mediática

Minisitos Mediática
Minisitos Mediática