Búsqueda personalizada

ÍNDICE

Alejandro VI
Alighieri, Dante
Boccaccio, Giovanni
Brunelleschi, Filippo
Bruno, Giordano
Cabeza de Vaca, Alvar Nuñez
Carlos V
Castiglione, Baltasar
Clemente VII
Colon , Cristobal
Contrarreforma
Copérnico, Nicolás
Cortés, Hernan
Des Pres, Josquin
Dias, Bartolomé
Elcano, Juan Sebastian
Enrique el Navegante
Calvino, Juan
Enrique  VIII
Escorial, el
Fernando II el Católico
Ficino, Marsilio
Galileo
Gutemberg, Johannes
Humanismo
Imprenta
Inquisición
Inquisición
Compañía de Jesús
Knox, John
Lutero, Martín
Magallanes, Fernando
Manierismo
Masaccio
Mediccis
Giovanni Pico de la Mirandola
Moro, Tomas
Pablo III
Palestrina
Paz de Augsburgo
Petrarca
Pizarro, Francisco
Reforma
Renacimiento
Rotterdam, Erasmo de
San Carlos Borromeo
San Felipe Neri
San Ignacio de loyola
San Juan de la Cruz
Santa Teresa de Jesús
Savonarola
Sforza
Trento, Concilio
Valla, Lorenzo
Vives, Juan Luis
Zuinglio, Ulrico
 

Alejandro VI

 

1431?-1503), papa (1492-1503) de la familia Borgia, famoso por su vida licenciosa y corrupta. Rodrigo de Borja (en italiano Borgia) nació en Játiva, cerca de Valencia, y fue adoptado por la familia de su tío materno, Alfonso Borgia (el futuro papa Calixto III). Siendo un adolescente, Rodrigo recibió subvenciones y rentas eclesiásticas. Tras estudiar Derecho en Bolonia, tuvo una fulgurante carrera, llegando a ser cardenal, obispo y competente administrador de la corte papal. Como miembro de la poderosa familia Borgia, acumuló grandes riquezas y llevó una vida llena de placeres mundanos. Tuvo cuatro hijos con una noble romana, Vanozza Catenei; los dos más famosos fueron César y Lucrecia Borgia. Durante el cónclave de 1492, a la muerte de Inocencio VIII, Rodrigo fue elegido papa. A pesar de haber utilizado el soborno para asegurarse las dos terceras partes de los votos necesarios, su elección fue bien recibida. El rumbo de su pontificado estuvo muy ligado a los acontecimientos políticos y económicos de la época. Estableció la maquinaria para la reforma de las finanzas papales; recuperó los territorios de los Estados Pontificios, que habían estado gobernados por tiranos locales, y buscó la unidad de la cristiandad contra los turcos otomanos. Otros hechos notables fueron la publicación de las llamadas Bulas Alejandrinas (que, a través de la denominada línea de demarcación, establecían la partición del Nuevo Mundo entre España y Portugal), y el envío de los primeros misioneros a América. En 1498 ordenó la ejecución del reformador de la Iglesia, el florentino Girolamo Savonarola. Su pontificado estuvo también determinado por consideraciones familiares; aumentó las fortunas de sus hijos a través de nombramientos eclesiásticos y políticos y arreglando ventajosos matrimonios. Ciertos estudios modernos han pretendido minimizar la laxitud espiritual de su pontificado, pero los aspectos positivos de su papado quedan eclipsados por la corrupción y la ambición. Murió el 18 de agosto de 1503. de la Iglesia Católica y del Sacro Imperio Romano germánico, la aparición de ciudades-estado, el desarrollo de las lenguas nacionales y el resquebrajamiento de las estructuras feudales.

 

 

Juan Zamora Romo. Bibliotecólogo, Licenciado en Tecnologías de la Información.

 

Minisitios Medíateca
Minisitios Medíateca
Minisitios Medíateca
Minisitios Medíateca
Minisitios Medíateca
Minisitios Medíateca
Minisitios Medíateca
Minisitios Medíateca
Minisitios Medíateca