Búsqueda personalizada

ÍNDICE

Alejandro VI
Alighieri, Dante
Boccaccio, Giovanni
Brunelleschi, Filippo
Bruno, Giordano
Cabeza de Vaca, Alvar Nuñez
Carlos V
Castiglione, Baltasar
Clemente VII
Colon , Cristobal
Contrarreforma
Copérnico, Nicolás
Cortés, Hernan
Des Pres, Josquin
Dias, Bartolomé
Elcano, Juan Sebastian
Enrique el Navegante
Calvino, Juan
Enrique  VIII
Escorial, el
Fernando II el Católico
Ficino, Marsilio
Galileo
Gutemberg, Johannes
Humanismo
Imprenta
Inquisición
Inquisición
Compañía de Jesús
Knox, John
Lutero, Martín
Magallanes, Fernando
Manierismo
Masaccio
Mediccis
Giovanni Pico de la Mirandola
Moro, Tomas
Pablo III
Palestrina
Paz de Augsburgo
Petrarca
Pizarro, Francisco
Reforma
Renacimiento
Rotterdam, Erasmo de
San Carlos Borromeo
San Felipe Neri
San Ignacio de loyola
San Juan de la Cruz
Santa Teresa de Jesús
Savonarola
Sforza
Trento, Concilio
Valla, Lorenzo
Vives, Juan Luis
Zuinglio, Ulrico
 


 Valla, Lorenzo

(1407-1457)

Humanista italiano, figura influyente y señera del renacimiento. Nació en Roma y se educó en los maestros griegos y latinos. Aunque no fue a la universidad, se convirtió en profesor de Retórica de la Universidad de Pavía en 1431, pero tuvo que abandonarla dos años después debido a una disputa. Fue nombrado entonces secretario de Alfonso V de Aragón, que se convertiría en rey de Nápoles. En esta época escribió su tratado más notable, Declamatio (1440), que ponía en duda que la Iglesia pudiera inmiscuirse en los asuntos mundanos. El tratado produjo una gran polémica, y en 1444 Valla fue procesado por la Inquisición, que sólo le liberó tras la intervención del rey Alfonso. Desde 1448 hasta su muerte desempeñó cargos en la curia papal. Durante este tiempo tradujo, entre otros, a Homero, Esopo y Herodoto, y escribió textos como Elegantiae linguae latinae (1444), que adelanta el concepto de la lengua basado en su uso y cambio a través del tiempo. Se publicó por primera vez en 1471 y ejerció una gran influencia en humanistas posteriores, empezando por Erasmo.

El método de Valla era filológico y retórico, con un énfasis especial en el lenguaje claro y preciso, la preponderancia de la experiencia humana y el desprecio de la metafísica y el escolasticismo. Pese a haber influido a los reformistas protestantes del siglo siguiente por medio de su creencia en que "no es el hombre exterior, sino el interior el que complace a Dios", Valla fue fiel a la Iglesia de Roma, si bien se mantuvo infatigable en sus demandas de reforma.  

 

 

Juan Zamora Romo. Bibliotecólogo, Licenciado en Tecnologías de la Información.