Búsqueda personalizada

ÍNDICE

Alejandro VI
Alighieri, Dante
Boccaccio, Giovanni
Brunelleschi, Filippo
Bruno, Giordano
Cabeza de Vaca, Alvar Nuñez
Carlos V
Castiglione, Baltasar
Clemente VII
Colon , Cristobal
Contrarreforma
Copérnico, Nicolás
Cortés, Hernan
Des Pres, Josquin
Dias, Bartolomé
Elcano, Juan Sebastian
Enrique el Navegante
Calvino, Juan
Enrique  VIII
Escorial, el
Fernando II el Católico
Ficino, Marsilio
Galileo
Gutemberg, Johannes
Humanismo
Imprenta
Inquisición
Inquisición
Compañía de Jesús
Knox, John
Lutero, Martín
Magallanes, Fernando
Manierismo
Masaccio
Mediccis
Giovanni Pico de la Mirandola
Moro, Tomas
Pablo III
Palestrina
Paz de Augsburgo
Petrarca
Pizarro, Francisco
Reforma
Renacimiento
Rotterdam, Erasmo de
San Carlos Borromeo
San Felipe Neri
San Ignacio de loyola
San Juan de la Cruz
Santa Teresa de Jesús
Savonarola
Sforza
Trento, Concilio
Valla, Lorenzo
Vives, Juan Luis
Zuinglio, Ulrico
 
 
Renacimiento
Renacimiento

MASACCIO

 

.

La expresión de solemne religiosidad del arte medieval cedió en los frescos de Masaccio ante la interpretación humanística del incipiente Renacimiento, en el que se desarrolló el dinamismo de formas que implicaban la condición protagónica del hombre en el universo.

Tommaso di Giovanni di Simone Guidi, conocido como Masaccio, nació el 21 de diciembre de 1401 en la localidad italiana de Castel San Giovanni di Altura (posteriormente San Giovanni Valdarno), en el ducado de Milán. En 1417 se trasladó a Florencia, por lo que cabe pensar que fue en la capital toscana donde recibió su formación artística, y en 1422 pintó un tríptico de la Virgen para la iglesia de San Giovenale, cerca de Florencia. La segunda obra conocida de Masaccio, "La Virgen con el Ni?o y santa Ana", datada en 1424, había sido empezada por otro pintor toscano, Masolino, para la iglesia de San Ambrosio.

En 1426, Masaccio recibió el encargo de pintar un retablo para la iglesia de Santa María del Carmine en Pisa. A la sazón se encontraba en la ciudad Donatello y en su escultura se basaron los primeros experimentos de Masaccio en cuanto a plasticidad y perspectiva.
 
Entre 1424 y 1428, Masaccio pintó la obra más celebrada de su vida, los frescos de la capilla Brancacci en la iglesia de Santa María del Carmine en Florencia. Masaccio y Masolino se dividieron la obra, y pinturas comenzadas por aquél fueron terminadas por Filippino Lippi. La atribución de estas obras a uno u otro autor constituyó un notable motivo de divergencia entre los críticos.

La evolución de Masaccio puede seguirse por su tratamiento de la perspectiva en los frescos de la capilla Brancacci. En los primeros recuerda a la perspectiva intuitiva de Donatello, mientras que, en la fase final de la obra, su sensibilidad está más de acuerdo con el dinamismo del arquitecto Filippo Brunelleschi. Por último, en "La Trinidad" de la iglesia de Santa María Novella introdujo el ilusionismo arquitectónico dentro del esquema espacial.

Masaccio murió en Roma en el otoño del año 1428.

 

Juan Zamora Romo. Bibliotecólogo, Licenciado en Tecnologías de la Información.