Búsqueda personalizada
Inicio
Conferencia de Postdam
Características
Etapas de la Guerra Fría
Formación de bloques
Bloque Occidental
Bloque Oriental
Principales conflictos
Bloqueo de Berlín
Guerra de Corea
  Invasión a Hungría
  Primavera de Praga
Crisis de los Misiles
  Guerra de Vietnam
Descolonización
  Cronología descolonización
Descolonización de África
Descolonización de Asia
América Latina
Revolución Cubana
Alianza para el Progreso
  Terrorismo de Estado
  Golpes de estado
Cronología
Mapas Históricos
  O T A N
  Pacto de Varsovia
  Descolonización de África
  Descolonización de Asia
   

 
 

Guerra Fría
Guerra Fría
 

Golpes de Estado en América latina

   En el contexto de la Guerra Fría, la mayoría de golpes de Estado que se registraron en América  Latina, tuvieron como telón de fondo ideológico, la Doctrina de Seguridad Nacional. La DSN, contrario a lo que algunos creen,  continuó teniendo réplicas en América Latina. Los golpes de Estado se pueden clasificar del siguiente  modo: el inminente, el sorpresivo, el improvisado, el premeditado, el de arbitraje, el de veto, el de  restauración y el de reforma.

         Un golpe de Estado podría definirse como la puesta en práctica de un plan elaborado por personas  o grupos sociales, que haciendo parte de la burocracia estatal, de la oposición o  del sector privado, actuando de manera autónoma, con apoyo de gobiernos extranjeros o de grupos de presión foráneos;  deciden tomarse el poder, por medios no convencionales o no consagrados en el ordenamiento jurídico  y político de un país, apoderándose del gobierno, mediante la combinación de una compleja estrategia  que combina las variables militares, políticas, culturales, religiosas, éticas, educativas, ideológicas,  económicas y comunicativas. En la tupida red de acciones conducentes a un golpe de Estado, sus  autores, propenden, usualmente, a que los procedimientos sean audaces, figuren como repentinos,  prime en ellos el factor sorpresa y que el enfrentamiento armado se reduzca al mínimo, para lo cual,  disuadir a los reales o potenciales opositores, resulta de trascendental importancia, haciendo  demostraciones de fuerza

         Los miembros de la Fuerzas Armadas son los principales actores en los golpes de Estado. Su  intervención en política, usualmente tiene lugar en el marco de cuatro niveles: el de la presión, el de  amenazas de una sanción al gobierno civil, en caso de no ser complacidos; el del uso de la fuerza para  derrocar a un gobierno civil para sustituirlo por uno militar y el cuarto nivel de intervención, es el de la  violencia o la amenaza de la violencia, desplazan a un gobierno civil para sustituirlo por otro gobierno  también civil. En este tipo de intervención política, las fuerzas armadas, se erigen o fungen como  árbitros de las controversias políticas entre los civiles, como instancia reguladora de los conflictos y  como guardianas de la democracia. Cuando permanecen en este nivel de intervención y no se deciden a  dar el zarpazo final para entregar el poder a un miembro de la institución o a una junta, es porque  consideran que el sólo cambio  de orientación política en los destinos del país es suficiente para  remediar la crisis y ello lo puede hacer un presidente civil, pero también, porque ponderan la coyuntura  política interna y externa para inferir las consecuencias de un golpe de Estado militar

 

 

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca