Búsqueda personalizada
Inicio
Ideologías Burguesas
Liberalismo
Nacionalismo
Unificación Italiana
Causas
  Ideológicas
  Económicas
  Conde Cavour
Etapas
  Incorporación de Lombardia
  Marcha de Garibaldi
  Incorporación de Venecia
  Incorporación de Roma
Mapa Unificación Italiana
Unificación Italiana
Unificación Italiana

La expedición de Gariubladi en 1860

1860. El triunfo contra los austríacos promovió un movimiento nacionalista y patriótico. Se realizaron plebiscitos en Parma, Módena y Toscana, que fueron favorables a la unificación. Poco después, Garibaldi, con un ejército de voluntarios, desembarcó en Sicilia y consiguió la caída de la monarquía absoluta en el reino de Nápoles.

Pero lo más destacado de esta época es la labor de Garibaldi, un idealista que sabe agitar el fervor popular a favor de la causa de la unidad. Es un viejo revolucionario que ha participado en levantamientos populares en Uruguay, Brasil, Italia... y que concibe la unidad de Italia como principio supremo, sólo que para él Italia debe ser una república y no un reino, con lo que entra en contradicción con Cavour y Víctor Manuel.

Su epopeya más grande es la expedición que mandó contra Sicilia y Nápoles y que tendrá como resultado el hundimiento de los Borbones en el sur y la incorporación de esos territorios a la causa de la unidad.

Con un grupo de 1088 revolucionarios, llamados Camisas Rojas, parte de Génova el 5 de mayo de 1860 después de saquear el puerto con la aquiescencia de Cavour y desembarca en Sicilia el día 11. Rápidamente se hace con el control de la isla y se nombra dictador de Sicilia en nombre de Víctor Manuel II del Piamonte, el éxito ha sido rápido ya que los sicilianos están hartos del despotismo borbónico. El 20 de agosto atraviesa el estrecho de Mesina e intenta tomar el reino de Nápoles, tarea difícil no por la resistencia militar sino por la actitud hostil de algunas potencias europeas, Cavour desautoriza la expedición, no quiere ganarse la enemistad de las potencias europeas,

Víctor Manuel II le escribe una carta oficial pidiéndole la renuncia a la empresa, pero otra privada en la que le desea éxito. Garibaldi no retrocede y se hace dueño de Nápoles tras la huida del último Borbón Francisco II al que de nada le ha servido prometer una constitución y un gobierno liberal. Garibaldi domina Nápoles el día 1 de octubre, en estos momentos desafía abiertamente a Víctor Manuel y está dispuesto a proclamar la república, esto suponía un enfrentamiento o quizá una guerra dentro de los partidarios de la unificación. Cavour reacciona enseguida y hace aprobar por el parlamento del Piamonte la anexión de Nápoles. Acto seguido y en contacto con los medios diplomáticos extranjeros organiza una expedición para garantizar el orden y la paz en Nápoles, el ejército piamontés de camino hacia el sur se va incorporando los territorios por los que va pasando –Umbria y Las Marcas- que pertenecen al papa. Ante la llegada del ejército de Víctor Manuel, Garibaldi recapacita y reconoce a éste como rey de Italia, en la entrada triunfal del rey en Nápoles el 7 de noviembre, Garibaldi le acompaña. El día 14 de marzo de 1861 Víctor Manuel II es proclamado oficialmente rey de Italia, Cavour muere, pero la mayor parte de Italia está unida, queda sólo Venecia y la “cuestión romana”.

 

Minisitos  Mediáteca

Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca

Minisitos  Mediáteca

Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca