Búsqueda personalizada
Inicio
Ideologías Burguesas
Liberalismo
Nacionalismo
Unificación Italiana
Causas
  Ideológicas
  Económicas
  Conde Cavour
Etapas
  Incorporación de Lombardia
  Marcha de Garibaldi
  Incorporación de Venecia
  Incorporación de Roma
Mapa Unificación Italiana
Unificación Italiana
Unificación Italiana

Ideólogos


A mediados del siglo XIX se encuentra en Italia ya maduro el movimiento nacionalista. Esa idea de nación a la que pertenecen todos los habitantes de la península italiana con la misma lengua y costumbres va a cuajar poco a poco en el pueblo. El movimiento nacionalista estará en conexión con el romanticismo, la labor literaria y la difusión de panfletos es importante, contribuyen a difundir la idea de pertenencia a un colectivo y exaltan los principios patrióticos. Será importante en este sentido la la borpoética de Leopardi o la del novelista Manzoni que en sus obras impulsan a los italianos a realizar el sueño de la unidad a la vez que exaltan el resurgimiento –risorgimento- de la patria anteriormente dormida. Junto a la labor literaria destaca la musical desarrollada por Giuseppe Verdi, partidario de la unidad, autor de varios himnos nacionalistas y cuyo propio nombre es utilizado por los revolucionarios (VERDI son las siglas de Vittorio Emmanuele re d´Italia, Víctor Manuel rey de Italia). Il Risorgimento es el nombre del movimiento fundado en 1847 por Cavour, Massimo D´Azeglio y Balbo para difundir por toda Italia las ideas nacionalistas, cristalizaría en la publicación de un periódico con el mismo nombre.
Pero será en Gioberti donde encontremos totalmente definida la idea de nación italiana, para él existe una raza italiana unida por la sangre, la religión y el idioma, la apelación al irracionalismo nacionalista no puede ser más evidente, es el sentimiento sobre la razón. Desde el punto de vista político concibe una monarquía confederal con el papa como cabeza y Carlos Alberto del Piamonte como gobernante efectivo. Pero Pío IX ya ha demostrado su oposición al nacionalismo y al liberalismo. El fracaso de la revolución de 1848 hará que Gioberti cambie de idea y que desde entonces sea partidario de que el Reino del Piamonte sea el que lidere ese proceso. Balbo será otro ideólogo importante, para él la forma de gobierno no puede ser otra que la República Federal dada las peculiaridades de cada una de las regiones que deben integrar Italia.
Mazzini, revolucionario con una importante trayectoria como agitador tiene otra visión de Italia, es el fundador del movimiento nacionalista Joven Italia en 1831, tras el fracaso del levantamiento carbonario de 1830. Mazzini aspira a una República Unitaria, república por estar en contra de las monarquías que, según él, han mantenido la división de Italia, y unitaria para mantener unido el nuevo estado. En 1848 lo encontramos en Roma como dirigente de la efímera República Romana. En el levantamiento de Milán en 1859 contra los austríacos también aparece. Sus ideas no tendrán éxito al triunfar las tesis de Cavour y de Víctor Manuel II.
El conde de Cavour, diseña la unidad de Italia con la monarquía como forma de gobierno en la figura del rey del Piamonte; su pragmatismo político, su frío cálculo y sus dotes diplomáticas tanto para atraerse a los distintos líderes políticos italianos como para tratar con las diversas potencias europeas harán de él el verdadero motor de la unidad, ésta se realizará bajo sus ideas y programas.
La contrafigura de Cavour es el revolucionario Garibaldi, que desarrollará la lucha desde las barricadas, arrastrando a las masas a la lucha con su brillante oratoria, será partidario de la República como forma de gobierno, aunque al final no tendrá más remedio que aceptar la monarquía, su contribución en favor de la unidad será importantísima.
Importante sería, sin duda, el papel del rey de Piamonte Víctor Manuel II que desde el principio respeta la Constitución liberal de su padre e inicia el proceso de desamortización eclesiástica que le otorga el apoyo de sectores importantes. Será el que apoye todas las acciones de Cavour y al terminar la unidad será el primer rey de Italia.
 

Minisitos  Mediáteca

Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca

Minisitos  Mediáteca

Minisitos  Mediáteca
Minisitos  Mediáteca