Búsqueda en Mediateca
Inicio
Paleolítico
  La Hominización
  Cambios Climáticos
  Fósiles Humanos
  Instrumentos Fabricados
  Arte en el Paleolítico
Mesolítico
Neolítico
  Revolución Neolítica
  Edad de los Metales
Imagenes
  Fósiles de Homínidos
  Primates
  Árbol Evolutivo Humano
  Árbol Evolutivo Humano
 
 
 

Prehistoria
Prehistoria
 

Hominización

El período de la prehistoria conocido como Paleolítico (que significa piedra antigua) se caracteriza por dos grandes procesos interdependientes. El primero de ellos es el proceso de hominización, por medio del cual los primates evolucionan, física y mentalmente, desde los grandes simios al Homo sapiens sapiens u hombre actual. El segundo proceso consiste en la creación de la cultura: el hombre se distingue del resto de las especies porque es capaz de modificar la realidad. En este período, ya construye sus propias herramientas de piedra tallada y hueso; domina el fuego, logra las primeras expresiones artísticas y manifiesta sus creencias religiosas.

Durante el paleolítico, el planeta sufrió grandes cambios, especialmente de tipo climático. Se sucedían los períodos fríos o glaciaciones y los más cálidos que prodllcían desglaciaciones y un "mejoramiento" climático. Estos cambios climáticos tuvieron importantes repercusiones en la flora y la fauna, ya que afectaban su proliferación, concentración y distribución en todo el planeta.

El Proceso de Hominización

El proceso de hominización comenzó hace unos 4 millones de años en diferentes puntos del planeta. África fue el principal foco centro donde se produjo la evolución por la cual los homínidos fueron adquiriendo una serie de rasgos físicos e intelectuales, que les permitieron aproximarse de manera diferente a la naturaleza. Entre los rasgos distintivos del proceso de hominización destacan:

El aumento de la capacidad craneana, lo que posibilita un mayor desarrollo intelectual.

La adquisición de la posición bípeda (pararse en dos pies) para caminar, lo que le permite liberar sus manos de las funciones de desplazamiento y utilizarlas en la manipulación y transporte de objetos.

El desarrollo del movimiento de rotación y oposición del dedo pulgar, que le proporciona una mayor precisión en la manipulación de objetos, por la capacidad de hacer el movimiento de pinza.

La disminución de la musculatura del aparato masticatorio, a la que se suma el desarrollo de ciertas áreas del cerebro que realizan las funciones del lenguaje, y que conducirán paulatinamente al desarrollo del habla.

Estos cambios les permitieron crear herramientas y técnicas con las que podían aprovechar mejor los recursos de la naturaleza con un menor esfuerzo físico. Las habilidades desarrolladas por medio de tecnologías y estrategias culturales remplazaron a la fuerza. Por ejemplo, el uso del arco y la flecha como medio para cazar animales, implicó realizar un menor trabajo con respecto a la estrategia de caza previa, que consistía en atrapar los animales y matarlos a golpes entre varios hombres después de una larga persecución.

 

 

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca